Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce.
(Autor Anónimo)

Almejas en salsa verde

sábado, 23 de enero de 2010

Esta receta es una de las primeras que hacía es muy fácil de hacer, lo único que la puede estropear es la arena porque aunque yo hago lo de la sal etc, siempre se escapa alguna y te puede estropear el plato. No sé otros métodos para quitar la arena si alguno de los que veis la receta lo conocéis me vendría bien saberlo.


Ingredientes:
• 1 Kg de almejas
• 1 vaso de vino blanco
• 1 ramita de perejil
• 1 cebolla
• 1 diente de ajo
• 1 cucharada de pan rallado (opcional, con la cebolla triturada queda suficientemente espesa, pero va en gustos)
• aceite de oliva c.s.p sofreír la cebolla
• Sal
• 1 guindilla
• 1 hoja de laurel


Preparación:
Preparar las almejas lavándolas bien en un recipiente con agua, frotándolas entre sí, para que suelten la suciedad, que pudieran tener en las conchas. Luego se dejan durante 1 hora en un recipiente con bastante sal, para que suelten la arena, que pudieran tener en su interior.
Pasado este tiempo se vuelven a lavar y se ponen en una cazuela con el vino blanco y una hoja de laurel, para abrirlas. A penas abiertas, se retiran del fuego, se sacan las almejas con una espumadera y se reservan en un plato. El caldo se cuela y se reserva.
Se corta la cebolla bien pequeñita, se sofríe en una sartén con aceite de oliva, a fuego lento. Cuando la cebolla empiece a dorarse, se añade el diente de ajo y el pan rallado, si lo queréis poner, se remueve bien.
Luego se añade el caldo que habíamos reservado, la rama de perejil picada, y la guindilla. Se remueve bien y cuando empiece a hervir se comprueba el punto de sal y continúa la cocción durante unos minutos, hasta que empiece a espesar el caldo.
Cuando la salsa esté acabada, se pasa por la batidora (hay que retirar la guindilla antes de triturar). En el recipiente, anterior ponemos las almejas, a las que le habremos quitado la cascara que no tiene la almeja y la salsa triturada . Se dejará cocer todo junto unos minutos, poco para que la almeja no se pase y listo.