Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce.
(Autor Anónimo)

Tomate frito de untar

lunes, 1 de marzo de 2010



Siguiendo con las recetas típicas, en el pueblo de mi madre hay costumbre de hacer tomate frito de untar. Parece mermelada, sólo que no es dulce y se toma acompañado de un chorrito de aceite de oliva virgen.
Normalmente se toma para desayunar, merendar, etc…
Mi madre suele tomarlo muchas veces como cena ligerita: pan tostado (descendemos de panaderos y el pan es nuestra perdición) con tomate frito y un chorrito de aceite. De vicio.
Antes, se hacía en septiembre, época perfecta dado que es cuando hay más tomates y son más baratos por la cantidad que hay, por lo que se compra todos los kilos que seas capaz de preparar.
Luego se envasa y se conserva durante algún tiempo, no sé cuánto puede durar porque en casa dura poco…

Ingredientes:

Tomates de pera o del tipo que tenga más carne
Azúcar
Aceite de oliva virgen
Sal
Y mucha paciencia

Preparación:

Se lavan bien los tomates y se trocean, se ponen en una cacerola grande y se deja, a fuego lento hasta que se reducen casi a la mitad.
Se pasa por el pasapuré para quitarle las pepitas y las pieles, y se vuelve a poner en la cacerola a fuego lento hasta que se quede con una textura de paté, (para comprobarlo hay que darle la vuelta a la cuchara y no se cae) entonces añadimos la sal y el azúcar. La cantidad de azúcar depende del gusto de cada uno, hay que tener en cuenta que el azúcar se añade para quitarle la acidez, no para que sea una mermelada.
Y por último añadimos aceite.
Normalmente yo suelo hacerlo en cualquier época del año, as qie las cantidades son mas pequeñas, suelo comprar unos 5 kilos ya que es una cantidad que puedo controlar.
Una vez que hemos terminado, si hemos hecho mucha cantidad se envasa apretando bien el tomate y se puede esterilizar para conservar os pongo un enlce donde vienen trucos interesantes para hacer conserva caseras.
En mi caso como suelo hacer poca cantidad (me salen dos tarros como el de la foto) simplemente hay que tener cuidado de que siempre este cubierto con un película de aceite y en la nevera.
Ya sé que resulta una receta muy elaborada pero me apetecía ponerla, simplemente para que no se olviden las recetas de nuestra infancia, (aparte de que a mí me encanta).












Selecciona la receta pinchando en el título para imprimirla