Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce.
(Autor Anónimo)

Rollitos de carne con salsa de ossobuco

domingo, 18 de abril de 2010


Hoy tengo uno de esos días en los que me pongo delante del ordenador y no se me ocurre nada.
Lo que mas me cuesta de esta historia es contar algo que resulte interesante antes de la receta. Yo soy de mucho leer pero lo de escribir me cuesta horrores, sobre todo cuando vas viendo todo lo que escribís en vuestros Blog, ¡Qué envidia! Hay cosas preciosas, ocurrentes y sobre todo bien escritas. Definitivamente no tengo madera de escritora.
Bien después de este rollo para desahogarme que os he contado hablaré de esta receta contundente que he visto en La cuina vermella y que me encandiló.

Ingredientes,
6 escalopes finos de ternera
300 g de carne picada de ternera
80 g de parmesano recién rayar
300 ml de caldo de pollo
2 dientes de ajo
2 cebollas medianas
6 tomates maduros (yo he puesto tomate frito)
2 cucharadas soperas de concentrado de tomate (yo puse del tomate para untar que yo hago)
2 hojas de laurel
El zumo de media naranja
ralladura de la piel de una naranja
Harina, aceite de oliva, pimienta molida, perejil picado

Preparación,
Picar una de las cebollas bien fina y saltear en una sartén con un hilo de aceite, junto con la carne picada durante unos 5 minutos. Salpimentar. Fuera del fuego agregar el queso parmesano. Remover muy bien para que el queso se impregne con la carne y reservar.
Poner los escalopes sobre la superficie de trabajo y los aplanamos, con fuerza con un rodillo. Los partimos en dos trozos, y encima de cada trozo ponemos carne picada, cerramos el escalope como si fuera un paquete y atamos con cordel de cocina. Una vez hechos todos los paquetes, los enharinamos ligeramente.
En la cazuela donde cocinaremos los hatillos de carne, ponemos un poco de aceite, y cuando esté caliente ponemos los escalopes para freírlos, vuelta y vuelta solo es para sellar la carne, una vez sellados, los retiramos y los reservamos aparte.
Picamos la otra cebolla en dados pequeños, y la doramos en el mismo aceite que ha quedado en la cazuela, cuando esté dorada añadimos el ajo cortado finamente hasta dorarlo.
A continuación añadimos el tomate frito, el concentrado de tomate, el caldo de pollo y el laurel.
Lo salpimentamos. Lo iremos removiendo y lo dejamos que cueza 15 minutos a fuego suave. Pasado el tiempo, añadir los hatillos y tapar la cazuela.
Cocer la preparación a fuego suave, removiendo de vez en cuando otro 15 minutos.
Añadir el zumo de media naranja, volver a tapar y cocer media hora más. Antes de servir espolvorear con perejil picado y la piel de la naranja rallada. Recomendamos acompañarlos de pasta recién hervida.
Los tiempos de cocción son para tomate frito si ponemos tomate natural hay que dejarlo mas tiempo, en la receta original lo tenían cociendo ½ hora.



Selecciona la receta pinchando en el título para imprimirla