Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce.
(Autor Anónimo)

Tarta de Zanahorias

lunes, 28 de diciembre de 2009

Ingredientes:

300 gr. de zanahoria rallada o picada
300 gr. de almendras molidas

200 gr. de azúcar blanco
1 cucharadita de levadura Royal
Una pizca de sal
4 huevos
2 cucharadas de zumo de limón y la ralladura de medio limón

60 g de harina

Glaseado
250gr. de queso crema (tipo Philadelphia)
2 cdas. Colmadas de azúcar glass
50 gr. de mantequilla
2 hojas de gelatina
50 ml. de leche

Zanahorias confitadas
2 zanahorias
50 gr, azúcar
50 gr. agua
1 chorrito de amaretto (yo le pongo licor de naranja)

Instrucciones:

Precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo. Forrar la base de un molde desmontable de 20 cm. con papel de horno y engrasar. Triturar la zanahoria debe quedar muy picadita o rallada, pero no hecha puré. Reservar

Mezclar en un cuenco la harina y el Royal. Mezclar la almendra y las zanahorias y juntar con la mezcla de harina y reservar.

Separar las claras de las yemas y batir las yemas con el azúcar hasta que blanquee y añadir la ralladura y el zumo de limón. Mezclar con el preparado anterior y reservar. Poner las claras a punto de nieve con la pizca de sal y mezclar con lo anterior de forma envolvente y colocar en el molde preparado.

Meter al horno a 170º 30/40 minutos, aproximadamente.


Zanahorias glaseadas
Pelar las zanahorias, cortar una de ellas a rodajitas muy finas y la otra a tiritas con la ayuda del pela patatas.
Poner en un cazo el agua, el azúcar y las zanahorias, dejar hervir hasta que tenga consistencia de jarabe, añadir el amaretto (el amaretto es un licor muy especial, si no gusta, mejor poner un licor a nuestro gusto, usar el mismo que le hayáis agregado al pastel) y dejar reducir un par de minutos

Glaseado blanco
Pondremos la gelatina a remojar en agua fría
Poner la mantequilla en un cuenco y batirla hasta que tenga consistencia de pomada, momento en el que añadiremos el queso y seguiremos trabajando, añadir las dos cucharadas de azúcar glass y seguir trabajando, hasta que esté todo bien integrado y tenga consistencia de crema espesa, calentaremos la leche en el microondas hasta que casi hierva, echaremos la gelatina para disolverla y añadiremos a la crema.
Pondremos el pastel en una bandeja y cubriremos a cucharadas con la crema, haciendo formas al mismo tiempo y dejando que chorree por los laterales y lo meteremos en la nevera hasta el día siguiente, sacar por la mañana y decorar con las zanahorias glaseadas, dejar fuera de la nevera hasta el momento de consumirlo