Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce.
(Autor Anónimo)

Pastel de Cabracho

viernes, 1 de enero de 2010
INGREDIENTES
2. cabrachos
4 huevos
1 brick de nata líquida pequeño
3 cucharadas soperas de salsa de tomate
125g de gambas
Sal y pimienta
1 puerro
1 zanahoria
1 hoja de laurel
1 ajo
Advierto que es un verdadero latazo, porque hay que tener sumo cuidado de que no quede ninguna espina ni ninguna escama.
Pelar las gambas y freír las cabezas añadir agua y cocer luego colar el caldo para cocer el cabracho. Cocer los bichos enteros, junto con el puerro, la zanahoria y una ramita de laurel. Basta con un hervor y desespumar, lo que es conveniente es dejar enfriar el pescado en el caldo, no solo para no escaldarnos los dedos al manipular el pescado, si no para que se reafirme la carne. En una sartén freír las gambas peladas junto con el ajo y reservar. Sacar los peces y limpiar de espinas y escamas Batir con la minipimer, los huevos, la nata, las especias y la salsa de tomate y lo mezclamos con la carne y con las gambas con la ayuda de una espátula. Podemos dejarlo tan fino como queramos, incluso volver a meterle la batidora para que no se noten los trozos de pescado.
Se vuelca la mezcla en un molde de pastelería alargado en el que habremos cubierto el fondo con mantequilla con el fin de que no se pegue. Horneamos a 200 ºC durante 40 minutos o hasta que se vea la superficie bien doradita.
Para comprobar si está cuajado, introducimos una aguja o brocheta. Si sale limpia el pastel está hecho. Sacamos el molde del horno y dejamos que repose antes de desmoldarlo.
Para servirlo se puede acomodar sobre un lecho de lechuga y servir con mayonesa.