Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce.
(Autor Anónimo)

Albondigas de pollo rellenas de bechamel

martes, 9 de febrero de 2010


Esta receta es de mi cuñada Manoli, yo no había hecho nunca las albóndigas de pollo, hoy las he hecho y tengo que decir que han sido un éxito. Resultan un poco laboriosas pero el resultado ha merecido la pena. La verdad es que me han surgido dudas, sobre todo por la consistencia de las albóndigas, pero al final no han quedado mal.

Ingredientes:

• 300 gr carne picada de pollo
• 100 gr jamón serrano (picado)
• 2 huevos
• 3 ajos
• Perejil
• 1 vaso de los de vino de vino blanco
• 1 cacito de caldo de Pollo
• 25 gr de almendras
• 1 cebolla
• ½ litro de Leche
• aceite
• 2 cucharadas soperas de Harina
• sal

Preparación:

Hacemos una bechamel espesa, sofreímos ½ cebolla, y cuando esté transparente salteamos el jamón picado, añadimos las 2 cucharadas de harina y cuando esté bien impregnada del aceite vamos añadiendo la leche poco a poco de manera que quede una bechamel espesa.
Rectificamos de sal y reservamos hasta que se enfrié.

Hacemos la masa, picando muy menudito 2 ajos y el perejil y los huevos batidos. Añadimos la carne picada, y cuando esté fría la bechamel se la añadimos a la carne picada y lo mezclamos bien. Resulta una mezcla blanda, podemos dejarla en la nevera una hora antes de hacer la salsa.

Preparamos el aceite para freír las albóndigas y cuando esté caliente freímos 2 rebanadas de pan y reservamos.
Hacemos un majado con el ajo restante, el perejil, las almendras y el pan frito, añadimos agua y reservamos.
En una olla sofreímos el resto de cebolla, cuando esté dorada le añadimos el vino blanco, y le incorporamos el majado con el agua y le añadimos el Caldo de Pollo, lo mezclamos bien y lo dejamos a que hierva.

Formamos las albóndigas, rebozándolas en harina (tienen una consistencia blanda) y las freímos en aceite de oliva, y las vamos incorporando al caldo que tenemos en la olla. Cuando hayamos frito todas las albóndigas las dejamos cocer unos 10 minutos si es la olla rápida.
No deben cocer mucho.
Este plato se puede servir con patatas fritas o el arroz blanco en la olla.

Imprimir entrada

2 comentarios:

Alimonia dijo...

el azar me hizo llegar hasta este espacio tuyo.
No lo conocia y lo estoy descubriendo. Esas albondigas me tentan mucho... sigo mi visita por tus delicias.
hasta pronto, besos

La Morena en la cocina ¡¡¡Que follón¡¡¡ dijo...

Gracias te las aconsejo, aunque el que más las recomienda es mi hijo pequeño. Besos