Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce.
(Autor Anónimo)

Quiche de espinacas con pasas y piñones

domingo, 28 de marzo de 2010


Me gustan mucho las espinacas a la crema, con pasas y piñones, con huevo etc. También me gustan las quiches de cualquier verdura y ésta en particular está buenisisima…
He aprovechado para hacerla y llevármela de viaje a Tarifa y por el camino hemos ido dando cuenta de ella.
Es un plato que se puede comer en el momento y que puede comerse de un día para otro.
La masa quebrada la puedes hacer en casa o comprarla congelada o fresca.
Os pongo una explicación resumida que dan en Gastronomía y Cia
“La masa quebrada, también conocida como pasta brisa o en su origen francés, pâte briseé, es una masa grasa muy fácil de hacer y muy versátil, con la masa quebrada podemos hacer tartas o quiches y tartaletas tanto dulces para postres como saladas para aperitivos o entrantes.
La Quiche Lorraine es una de las más tradicionales recetas de cocina elaboradas con masa quebrada salada, es de origen francés, concretamente de la región de Lorena, elaborada con nata, huevos, beicon, queso…
También hay varias opciones, a nosotros nos gusta con el añadido de cebolla y entonces recibe el nombre de Quiche Alsacienne.
Ingredientes
Masa quebrada salada
200 gramos de harina floja o de repostería,
100 gramos de mantequilla,
1 huevo,
4 gramos de sal y una pizca de azúcar (que le da color en el horneado).
Masa quebrada dulce
200 gramos de harina floja o de repostería,
100 gramos de mantequilla,
1 huevo,
50 gramos de azúcar glass y una pizca de sal.
Elaboración
Es muy importante que la masa sea poco trabajada para que no se convierta en una masa elástica. La elaboración de la masa quebrada es muy sencilla, pon en un cuenco la harina tamizada y añade la mantequilla pomada, mezcla ambos ingredientes con la yema de los dedos hasta obtener una mezcla arenosa. Seguidamente incorpora la sal y el azúcar en las proporciones deseadas y el huevo, mezcla con las manos hasta que la masa se una, haz una bola con ella y colócala en un cuenco cubierto con film transparente para dejarla reposar en el frigorífico durante una hora, así tomará consistencia.
Pasado este tiempo, se estira la masa quebrada con el rodillo, procurando hacerlo lentamente para que la masa no adquiera temperatura, pues se volvería a ablandar. Colócala a continuación sobre el molde untado con mantequilla, para que el paso de la masa al molde sea más sencillo, puedes hacerlo con la ayuda de una hoja de papel de horno, enrollando la masa en el papel y desenrollándola sobre el molde,
Una vez que la masa está en el molde bien ajustada, recorta los bordes que sobresalen, pincha la base de la masa con un tenedor y hornea a 180º C hasta que la masa quebrada esté dorada y lista para rellenar. Recuerda que si el relleno de la masa necesita también cocción, deberás dorarla un poco menos, pues volverá al horno.”

Esta es la explicación que dan en el enlace que os he comentado vienen imágenes que aclaran bastante.
Yo no he hecho la masa quebrada en ésta ocasión pero tendré que hacerla en algún momento, mientras he utilizado la pasta Brisa de La cocinera o de cualquier marca que veamos en el mercado, evidentemente estará mejor la casera.
Para hacer la base de la masa quebrada he seguido las instrucciones que da el fabricante, así que como cada marca supongo que explicará una cosa no pongo nada.

INGREDIENTES:
• 1 bolsa de espinacas mini
• 250gr. de queso que funda yo pongo Emmental
• 200ml. de nata líquida
• 3 huevos
• 25gr. de piñones
• 25gr. de pasas
• 100gr. de beicon en trozos
• 1 cebolla pequeña
• Masa quebrada.
• Aceite de oliva
• Sal y pimienta

ELABORACIÓN:

En una sartén pochar la cebolla y saltear el beicon, añadir las espinacas sin cocer y rehogarlas hasta que reduzcan. Cuando estén blandas añadimos las pasas y los piñones, lo rehogamos todo salpimentamos y reservamos.
Ponemos el horno a 200º, extendemos la masa quebrada sobre un recipiente de unos 30 cm que no sea muy alto siguiendo las instrucciones del fabricante.
En un bol, bate los tres huevos junto con la nata líquida. Añade a los huevos el queso. y las espinacas rehogadas y salpimienta.
Mézclalo todo bien y ponlo sobre el molde de quiche.
Hornea la quiche durante unos 20min. A 180ºC en el medio y con los fuegos de arriba y abajo.
Pasados este tiempo comprueba que la quiche está lista introduciendo un palillo en el centro. Si el palillo sale seco está lista. Si no, hornea durante un par de minutos más.
Lista... Deja enfriar un poco ya que está mucho mejor templada o incluso a temperatura ambiente.

TRUCOS:
En el caso de que os atreváis a hacer la masa quebrada cuando vayáis a hornearla sola, se le suele poner peso para que no se deforme. Por ejemplo se suele cubrir la base con legumbres que se usarán solo para hornear, o bolas de peso para hornear que venden en las tiendas de menaje de cocina. En el caso de las masas comerciales dicen que basta con pinchar el fondo con un tenedor y cubrir con papel de aluminio. Yo lo he hecho así y ha quedado bastante bien.




Selecciona la receta pinchando en el título para imprimirla