Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce.
(Autor Anónimo)

Torrijas

viernes, 26 de marzo de 2010



Estoy intentando contar algo relacionado con las Torrijas que resulte diferente y nada, no se me ocurre nada original, será porque es un plato tan archi conocido que poco queda que contar de él.
La receta de torrijas la hago igual que las hace mi madre, he probado otras recetas y como no soy muy golosa me quedo con esta receta.
En casa la leche no la calentamos con azúcar ni con canela ni con limón o naranja simplemente mojamos el pan con la leche templada. El proceso siguiente es el mismo y al final las pasamos por la mezcla de azúcar y canela.
Resultan menos dulces y menos pesadas y teniendo en cuenta que a mi me encantan y que me puedo comer de una sentada dos o tres, mejor que sean un poco más livianas.
A la hora de poner la receta en el blog se me planteó la duda de poner la receta que yo hago o poner la receta como la hace todo el mundo.
Como todas las recetas que pongo las hago antes de ponerlas, esta vez he hecho las torrijas al estilo más generalizado, aunque tengo que decir que las he probado y están ricas, pero me sigo quedando con las otras. Elegid sois libres.

Felices vacaciones de Semana Santa

Ingredientes:

Barra de pan (puede ser de torrijas o normal) del día anterior o de dos días.
1 rama de canela
La piel de una naranja
Leche
Azúcar (yo he puesto una cucharada sopera rasa de azúcar, por cada vaso de leche)
2 huevos
Aceite de oliva
Azúcar y canela para espolvorear.

Preparación:
Calentar la leche con el azúcar, la canela y la corteza de naranja, no tiene que hervir mucho cuando empiece a hervir se retira de fuego y se reserva.
Se corta el pan con un grosor aproximado de 2 cm y lo vamos empapando con la leche
Se baten los huevos y cuando estén bien empapadas las rebanadas de pan las vamos pasando por el huevo y se fríen en aceite de oliva caliente. Se reservan y cuando estén templadas se pasan por la mezcla de canela azúcar.
La conservación si duran mas de un día es mejor en nevera supongo yo nunca he tenido que conservarlas mas de un día. Espero que os guste.


Un poco de historia sacado de la Wikipedia:

La torrija es un dulce típico de las celebraciones de Carnaval y Cuaresma, es tan simple como empapar el pan en la leche y pasarlo por huevo y freírlo, al final se aromatiza, a gusto, con diversos ingredientes: canela o algún licor, y se endulza con miel, almíbar o azúcar. Es un alimento de origen humilde que como llena mucho mantiene aliviado al que lo come y le quita la necesidad de probar algún otro plato de carne (alimento sujeto a abstinencia en la cuaresma).
La torrija o torreja aparece ya documentada en el siglo XV, citada por Juan del Encina: «miel y muchos huevos para hazer torrejas», al parecer como plato indicado para la recuperación de parturientas. Las primeras recetas se remontan al Libro de Cozina de Domingo Hernández de Maceras (1607) y Arte de cozina, pastelería, vizcochería y conservería de Francisco Martínez Motiño (1611). La torrija era a comienzos de siglo XX muy habitual en las tabernas de Madrid y se servía con vasos de vino (chatos).
Su asociación a la Cuaresma se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento de pan, que, durante el tiempo en que no se podía comer carne, era por ello menos consumido, aunque las familias elaboraban la misma cantidad. En España, hasta la prohibición de las fiestas de Carnaval, eran típicas de estas fiestas.
Variantes internacionales
En Francia se prepara, con similares características, el pain perdu (pan perdido), si bien éste no se fríe en aceite abundante sino a la plancha, en Reino Unido y países de habla inglesa se conoce como french toast.
En Colombia y Chile se llaman «tostadas francesas» y en México «pan francés», endulzados con jarabe de arce o con azúcar, aunque en el norte de México, es conocida como «torreja». En Argentina y Uruguay existe un modo sencillo de elaborar torrijas, se humedece con leche miga de pan común, se le da forma de bollo, se pasa el bollo por yema de huevo batida y se fríe, luego cada bollo puede ser espolvoreado con azúcar.




Selecciona la receta pinchando en el título para imprimirla