Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce.
(Autor Anónimo)

Gazpachos manchegos

miércoles, 13 de enero de 2010
Es un plato que para quien no lo conozca le puede sonar raro, porque asociamos la palabra con el gazpacho andaluz y no tiene nada que ver un plato con el otro.
Se hacen con unas tortas de pan que se pueden encontrar en algunos supermercados empaquetadas, pero no son igual que las compradas en las panaderías de los pueblos de la Mancha.
Este plato es típico de cazadores y suele hacerse con los ingredientes de la caza como liebre o conejo de monte que les da un sabor bastante fuerte, aunque en mi casa mi madre suele hacerlos con pollo y alguna vez conejo.
Yo los hice una vez con marisco y resultaron exquisitos.
Puede que la receta no sea estrictamente la que se hace en los pueblos, porque allí no desmenuzan la carne, yo los hago como los hace mi madre. La otra opción es hacer todo en la misma sartén y allí añadir los gazpachos cuando esté la carne bien cocida. Va en gustos.
Ingredientes:
1 torta de gazpachos troceada
1 conejo o pollo troceado
1 cabeza de ajos entera
1cebolla
1 bote de tomate de kilo (sin triturar)
Aceite, sal, pimienta azafrán y laurel
Yo le añado setas desecadas de los Pirineos y le dan el toque a monte.

Elaboración:
Poner el aceite en una olla y sofreír bien la carne salpimentada, con la cabeza de ajos.
Cuando esté bien dorada añadir el agua, el laurel (la cantidad es como para hacer un arroz caldoso) y dejar que se termine de cocer la carne. Cuando esté cocida se cuela el caldo y se reserva. Se desmenuza de huesos la carne y se reserva.
Mientras que cuece la carne se pone en una sartén grande aceite y se sofríe la cebolla y el tomate hasta que quede como una salsa en ese momento añadir las setas troceadas y darles unas vueltas. Añadimos el caldo de cocer la carne, junto con la carne desmenuzada y unas hebras de azafrán machacado en el mortero.
Cuando empiece a hervir, podemos añadir los gazpachos y dejar cocer unos 15 minutos, hasta que quede como con una consistencia gelatinosa, servir enseguida.