Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce.
(Autor Anónimo)

Tarta Tiramisú

domingo, 24 de enero de 2010
Esta tarta la he visto en el blog de Bocados dulces y salados. La primera vez que la hice seguí los pasos exactamente, y me resulto muy dulce la base de galletas así que la siguiente vez puse como 100 gr menos y me resultó mejor. Hay que tener en cuenta que a mí no me gustan las tartas muy dulces, así que a los que os guste más dulce tomar las cantidades del blog Bocados dulces y salados

Ingredientes:
Base de galleta:
• 150g. de galletas
• 75g. de mantequilla
Relleno:
• 700g. de queso mascarpone
• 175g. de azúcar
• 3 huevos
• 30g. de harina
• 45ml. de licor amaretto yo he puesto vino de Marsala
• ½ cucharadita de extracto de vainilla
• 175g. de chocolate sin leche
• 1 cucharada sopera de café expreso muy molido
Preparación:
Tritura las galletas. Mézclalas con la mantequilla derretida y ponlas en un molde para tartas cubriendo toda la base y subiendo 4 centímetros por las paredes.

Bate el queso con el azúcar e incorpora las yemas de huevo sin dejar de batir.
Divide esta mezcla en dos partes iguales, agrega a una mitad la harina y el extracto de vainilla y mezcla bien.
Derrite el chocolate e incorpora el café expreso y el vino. Mezcla esto con la otra mitad de la mezcla de queso.
Bate las claras de huevo sin llegar al punto de nieve e incorpora la mitad a la mezcla de queso con chocolate y la otra mitad a la mezcla de queso y vainilla.
Rellena la base de galletas a cucharadas alternando las dos mezclas.
Con un cuchillo remueve un poco el relleno y mézclalo con cuidado, creando un efecto decorativo.
Hornea a 190º durante 45 minutos.
Tapa la tarta con papel de aluminio en cuanto empiece a dorarse demasiado: el centro debe quedar blando.
Déjala en el horno apagado con la puerta entreabierta, hasta que se enfríe por completo, para que el relleno endurezca.
Deja que la tarta repose en la nevera antes de servirla.