Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce.
(Autor Anónimo)

Galletas de mantequilla "Diamantes"

jueves, 14 de enero de 2016
A veces retirarse no es rendirse y por eso estoy de nuevo aquí, intentando seguir una actividad que me ha llenado de satisfacciones y también de ansiedad en algún momento.

Ansiedad por hacer las cosas mejor y ver que no lo consigues, ansiedad por intentar superar los retos que me ponía a mí misma.

Y tengo claro en este momento que cuando se hace algo por hobby y ya no te divierte lo mejor es dejarlo apartado y reflexionar dónde te estas equivocando. 

Y en esas estoy, reflexionando que no tengo que agobiarme y que sí tengo que seguir divirtiéndome con cada cosa que hago.

Hoy vuelvo con un regalo de amistad. Una vez leí una definición de la amistad que me gustó  y que decía algo así como que un buen amigo es aquél que te conoce de verdad, y a pesar de eso, ¡¡¡¡te quiere!!!!.

Y como dice el refrán que quien tiene un amigo tiene un tesoro os propongo estas galletas de origen francés que se llaman “Diamantes”.

Y quiero dedicárselas a esas amigas con las que te ríes, con las que también lloras en algunos momentos, pero sobre todo con las que compartes, compartes pensamientos, sentimientos, angustias, alegrías, regalos, ideas y también recetas.

Fuente Webos fritos con alguna variación:

Ingredientes

250 g de harina de repostería

190 g de mantequilla a temperatura ambiente

100 g de azúcar glass

1 cucharadita de vainilla y otra de limonchelo (el limonchelo es opcional)

Una pizca de sal

1 yema de huevo y azúcar moreno para rebozar o azúcar blanquilla, la que queramos

Elaboración:

Tamizar la harina y reservar. Batir la mantequilla junto con el azúcar con unas varillas hasta que el aspecto sea como de pomada.

Incorporar la esencia de vainilla, el limonchelo, y la sal.

Añadir la harina poco a poco y amasar hasta que todo esté mezclado.

Dividir la masa en dos, ponerlo en film transparente y darle forma de un rollo pero no perfecto y meterlos al frigorífico una hora.

Pasado este tiempo los sacamos y los hacemos rodar sobre la encimera sin quitarle el plástico hasta darle forma de cilindro y aplastamos los extremos.

Una vez hechos los dos cilindros, volvemos a introducir en el frigorífico una hora más.

Cuanto más apretado y frío esté el rulo de masa mejor te quedarán las galletas.

Precalentar el horno a 200º, calor arriba y abajo (mi horno no tiene aire).

Preparamos una bandeja de horno y la cubrimos con papel de hornear.

Batimos la yema de huevo y ponemos en un plato el azúcar.

Sacamos uno de los cilindros y pincelamos con la yema todo menos las bases.

Pasamos los cilindros por el azúcar de manera que cubra toda la superficie curva, no los extremos y con un cuchillo bien afilado cortamos pastas de 1 cm de grosor aproximadamente y las vamos poniendo en la bandeja que habíamos preparado, dejando un poco de espacio entre ellas.

Hornear durante 10 minutos aproximadamente, los primeros 5 minutos a 200º, y los últimos a 180º. Esto es orientativo porque depende mucho de tu horno, con estos tiempos y en mi horno las galletas se quedan tostaditas y crujientes pero yo creo que en este punto hay que probar temperaturas y tiempo según nos gusten más crujientes o menos. Yo he tenido que bajar los tiempos porque las primeras se tostaron demasiado.

Sacar del horno y dejar unos minutos en la propia bandeja y cuando se enfríen un poco pasamos a una rejilla con la ayuda de una espátula.

Repetir el mismo proceso con el segundo cilindro.

Se conservan perfectamente en una lata una semana. Puedes añadir 2 cucharadas soperas de cacao en polvo a la harina antes de tamizarla y tendrás unos diamantes de chocolate.
Para hacerlo con la Thermomix poner todos los ingredientes en el vaso y programar 20 segundos velocidad 6 y seguir con el resto del proceso.







Selecciona la receta pinchando en el título para imprimirla

5 comentarios:

Joaquina dijo...

Bienvenida de nuevo M.Luz!!! los tiempos de reflexión y de alejamiento, incluidos los hobbys, siempre son para crecer. Me alegra tu vuelta y la publicación de éstas exquisitas galletas. Riquísimas!!! Y así son las casualidades, precisamente ayer mismo publiqué la receta de croissants de masa de pan rellenos de sobrasada, que tienes en tu blog y que aprovechando el final de las fiestas elaboré de nuevo y merecían publicar y compartir, a pesar de ya haberlos elaborado en su día en cuanto colgaste la receta. Como siempre un lujo que te acerques a nuestras casas y cocinas. Muchos besos M.Luz!!!

Marisa dijo...

Holaaaa, que alegría me acabo de llevar madre mía! cuanto tiempo, es verdad que a veces apetece retirarse, apartar ciertas cosas para después poder retomarlas con más fuerza y alegría. Como ves aquí seguimos, yo en particular con un ritmo más pausado pero sin dejarlo. Me han encantado tus galletas, que bonitas son y que riquísimas tienen que estar.
Me alegro mucho, pero que mucho de verte de nuevo guapetona
Un besooo

Carmen dijo...

Buenos días Mari Luz, no imaginas con qué ilusión y alegría he leído tu entrada de hoy. Me encanta tenerte de nuevo en el panorama que, como podrás comprobar por ti misma si te das un paseíto, ha cambiado mucho en el tiempo que te has tomado de reflexión. Bienvenida seas de nuevo, ya sea para leerte a menudo o esporáridamente. No hay mejor señal de que está bien que entrada de hoy :)
Un abrazo y hasta pronto!
Carmen

Mercedes Gonzalez dijo...

¡¡¡Qué alegría volver a encontrarte aquí también!!! Deliciosas galletas desde luego, y preciosa la foto. Gracias por estar en la cocina y sobre todo por compartir conmigo recetas y vida. Un abrazo fuerte amiga.

Adita Donaire dijo...

Has venido con unas ricas galletas, tienen una pinta estupenda¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ besos